Educar es comunicar con humor

Carles Capdevila (1965 – 2017) fue el el youtuber de cabecera de muchos padres. Carles Capdevila apostaba porqué la educación y la capacidad de divertirse fueran de la mano. “Educar es comunicar con humor” era su mensaje más inspirador.

Carles Capdevila era periodista y filósofo. Fundó y dirigió el periódico ARA. Dirigió programas de radio y televisión como el mítico APM, uno de los programas decanos de la radio y la televisión públicas catalanas. Y, además, era padre. Era padre de cuatro hijos.

Durante sus últimos años de vida, Carles Capdevila centró su labor periodística y literaria y sus monólogos en la educación y la crianza. Eso sí, siempre desde el optimismo, el humor, la ironía y la búsqueda del equilibrio. “No te acomplejes, no te asustes, diviértete”, promulgaba Capdevila.

El periodista insistía en encontrar el equilibrio exacto entre los padres y madres entre ser sobreprotectores y abandonar: “Tenemos que levantarnos cada mañana diciendo: esto es muy difícil, pero vamos a divertirnos haciéndolo“.

Debemos gestionar a los hijos según su edad

En agosto de 2015, Capdevila daba una lección magistral sobre cómo debemos gestionar a los hijos. “Tengo cuatro hijos y cuando llegue a casa sé lo que puedo esperar, que dos de ellos me abracen y los otros dos no. Que a dos le haga gracias y a los otros dos, les aburra”, así comenzaba Capdevila su genial ponencia.

El paso del sexo divertido al reproductivo es horrible

En esta ponencia denominada Parir con humor, su libro reeditado, Capdevila destacaba nueve grandes cambios que se producen en tu vida cuando te empiezas a plantear ser padre.

Educar y divertirse pueden ir de la mano

Carles Capdevila revindicaba en esta entrevista la importancia de divertirse cuando hablamos de nuestros hijos. “Yo pienso que se pueden tener hijos adolescentes y hablar bien de ellos (…) Y cuando eduquemos creo que también es muy importante buscar esa sonrisa, la espontaneidad, la naturalidad…“, comentaba.

La difícil relación que existe entre maestros y padres

En esta conferencia Capdevila ahondaba en las relaciones de los padres con los profesores. “Yo entiendo que los padres y los maestros estamos tensos y he descubierto dónde está el origen y está en la escuela infantil, en el jardín de infancia“, comenzaba el periodista. “Los padres que llevan a sus hijos a la escuela infantil somos los peores, los primerizos, estamos muy tensos y la relación empieza mal“, explicaba. “La culpa es de la agenda de la guarde. Piden plantas y ¿dónde encuentro una?“, añadía.

La despedida

Carles Capdevila anunció su enfermedad en un artículo titulado “Fa de mal dir que tens cáncer” (“Queda feo decir que tienes cáncer“). En sus últimas intervenciones en los medios de comunicación, se mostraba centrado en su lucha contra la enfermedad y poco dispuesto a perder el tiempo “con gente sin sentido del humor y que se toma demasiado en serio la vida”.

Carles Capdevila falleció el pasado 1 de junio de 2017. Y le echamos de menos.

Un recuerdo para toda la vida

En Kangapp lo tenemos muy claro: Viajar aporta a los niños grandes beneficios para su desarrollo emocional y social. Les genera una nueva actitud ante la vida y hacia los demás. Es a través de los viajes que los niños disfrutan de buenos momentos en familia, desarrollan un pensamiento más racional, reflexivo y crítico. Además, adquieren nuevos valores y habilidades de tipo emocional y social. Reconocen el gran valor de tener cerca a sus seres queridos en los momentos más especiales.

Siempre apoyaremos todas aquellas acciones que ayuden a mantener la unión y la estima entre hermanos como, por ejemplo, viajando en familia. Es por ello que no queremos dejar pasar la ocasión y compartir este regalo que un padre hizo a sus hijos para que estuvieran unidos para siempre.

¿Cómo lo ha hecho?

¿Os preguntáis cómo han hecho esta genial escultura? Principalmente, han utilizado alginato, un agente espesante, gelificante y estabilizante para elaborar cremas, máscaras o lociones (también se  utiliza en odontología para obtener impresiones dentales). El alginato se mezcla con agua fría hasta que haga una pasta (en el vídeo, es de color rosa). En el mismo cubo donde se ha realizado la mezcla, los chicos meten las manos sin moverlas lo más mínimo y sin dejar huecos entre las manos para que el molde salga lo mejor posible. Este paso (introducir las manos) debe realizarse rápido porqué el alginato se seca al cabo de 7-10 minutos (su color cambia a blanco). Por lo tanto, hay que mantener las manos inmóviles dentro de la mezcla unos 10 minutos, aproximadamente. A la hora de sacar las manos, se debe realizar con el máximo cuidado, evitando romper el molde.

A continuación, hay que realizar una mezcla de yeso en polvo con agua que quede bastante líquida. Posteriormente, hay que introducir el yeso y dar unos pequeños golpes al cubo con el piso para que no queden burbujas. Al cabo de 30 minutos, el yeso ya se habrá secado. Ya sólo queda sacar el molde de alginato, romperlo hasta que sólo quede la escultura de yeso.

Si os han quedado dudas sobre el proceso de fabricación de la escultura de yeso, os recomendamos que visualicéis este vídeo donde se ve el proceso con más detalle.

Un recuerdo hermoso como una escultura de yeso o un viaje en familia siempre hará que vuestro día sea perfecto.

¿Cuál es el asiento más seguro para colocar una silla infantil?

La semana pasada os informamos que, desde este verano, las criaturas que midan menos de 125 centímetros no podrán ir en coche en un elevador sin respaldo. Pero, una vez resuelta la duda en relación a qué silla o sistema de retención infantil (SRI) debemos elegir, la siguiente cuestión es ¿dónde debemos colocar la silla dentro de nuestro vehículo? ¿Cuál es el asiento más seguro para colocar una silla infantil?

El Real Decreto 667/2015, de 17 de julio, indica que, en los vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, los ocupantes menores de edad con una estatura inferior o igual a 135 cm deben viajar en los asientos traseros, empleando un sistema de retención homologado adaptado a su talla y a su peso.

Los niños con sillita siempre deberán ir en los asientos traseros. En caso de que tengan que ir delante deberemos desactivar el airbag, algo especialmente obligatorio en el caso de sistemas de retención infantil mirando hacia atrás.

A la hora de decidir cual es la mejor plaza del coche donde colocar la silla, podemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los menores de edad cuya altura es inferior a los 135 centímetros deben viajar en los asientos traseros.
  • Sólo podrán ir delante si detrás hay otras criaturas con sillitas, si no hay plazas traseras o si no se pueden instalar SRIs en esos asientos traseros.
  • Si una criatura va delante y mirando hacia atrás, hay que desactivar obligatoriamente el airbag del copiloto.
  • Deberán ir mirando hacia atrás hasta los 15 meses de vida; es recomendable mantener dicha orientación hasta que cumplan los 4 años.
  • La plaza más segura del coche es la central trasera por su separación de ambas puertas.
  • Si el coche y la silla disponen del sistema ISOFIX, hay que elegir el asiento que disponga de los anclajes de este sistema (suelen tenerlos los dos asientos laterales traseros). Es importante comprobar el correcto anclaje de la silla en el momento de su instalación.
  • Si hay que elegir una de las plazas laterales traseras, la más segura es la que está detrás del copiloto. El conductor dispone de mayor visibilidad y mejor acceso al menor.

Las criaturas que midan menos de 125 centímetros no podrán ir en coche en un elevador sin respaldo

Si tenéis previsto alquilar en Kangapp una sillita para el coche o comprarla debéis tener en cuenta los cambios que se aplicarán en la normativa vigente. Dichos cambios buscan que los sistemas de retención infantil (SRI), su construcción y requisitos mejoren hasta obtener una mayor seguridad para los más pequeños. En consecuencia, a partir de este verano, los fabricantes deberán cumplir la nueva normativa que actualiza la R129 (también denominada i-Size, en vigor desde 2013), para este tipo de sillas.

Por Ley, los niños deben ir protegidos con Sistemas de Retención Infantil (SRI) adecuados a su edad, a su peso y/o a su talla. Para facilitar la localización de la silla adecuada hay tres grupos:

  • Grupo 0/0+: desde el nacimiento y hasta los 13 kilos
  • Grupo 1: de 9 a 18 kilos.
  • Grupo 2/3: De 15 a 36 kilos.

A estos hay que sumar las sillas i-Size, homologadas por talla en lugar de por peso y con dos requerimientos técnicos y de seguridad adicionales a la sillas homologadas para la norma ECE R44: Deben ir en contra de la marcha hasta los 15 meses y superar pruebas de impacto laterales (hasta ahora eran sólo frontales).

Cambios en la normativa i-Size

Es en la normativa que controla las sillas i-Size donde, desde este verano, se han aplicado algunos cambios.

En primer lugar, los dispositivos de retención dejarán de catalogarse por peso para hacerlo por la estatura de los niños.

La nueva normativa estipula además, que el sistema de sujeción para sillitas ISOFIX ya no es obligatorio para las sillas de auto para niños de 100 a 150 cm, sino que será opcional. Esto es debido a las mejoras que incorporan los vehículos en sus propios cinturones de seguridad. Según apunta la DGT, los SRI reducen un 75% las muertes y un 90% las lesiones.

Por último, los asientos elevadores del Grupo II (de 15 a 25 kg) deberán ir con respaldo. Sólo podrán homologarse sin respaldo los elevadores del Grupo 3 (de 22 a 36 kg). En consecuencia, los niños que midan menos de 125 centímetros deberán utilizar alzador con respaldo (técnicamente, todavía no existe la obligación, ya que  los cambios en la nueva normativa R44/04 hablan de homologación y no de prohibición de uso). Los nuevos elevadores que se desarrollen sin respaldo sólo podrán ser utilizados por niños de más de 125 centímetros.

El motivo de este cambio no es otro que la completa sujeción por los hombros. Los elevadores con respaldo aseguran un mejor encaminamiento del cinturón de seguridad alrededor de los hombros y una protección mejorada en el caso de impactos laterales, algo que resulta fundamental, si tenemos en cuenta que algunos dispositivos de seguridad que se encuentran en el interior del vehículo, tales como los airbags de cortina o los cinturones, no están desarrollados para menores de 125 centímetros de altura.

Fuente: D.G.T. y Bébé Confort