¡¿Cómo?! ¡¿Un niño en el avión?!

En más de una ocasión habréis compartido avión con pasajeros que arrugaban la cara al oír a un niño llorar, por ejemplo, en el momento de despegar. Pues más de uno de estos pasajeros que se incomodan por compartir el avión con criaturas estarán dispuestos a pagar un suplemento en su billete de avión a cambio de que le aseguren que no habrá menores cerca.

De hecho, desde hace unos años un par de aerolíneas han creado zonas (de pago) libres de niños en sus cabinas.

Durante el año 2013, el portal de viajes Tripadvisor preguntó a 8.000 personas de nueve países si pagarían un extra por sentarse en una zona libre de niños en el avión. Cerca del 20% de los europeos respondieron que sí (a los españoles lo que más les molesta a bordo es el clásico “los padres que no controlan a sus hijos”). Los más contrarios a coincidir con niños en el avión son los australianos: hasta el 61% estarían dispuestos a  pagar más por no escuchar el jolgorio infantil. Una posible explicación sería que al ser vuelos más largos, la tolerancia es menor. En cambio, al 11 % de los australianos, la existencia de zonas segregadas (sin niños) les parece ofensiva.

kid_on_plane

Por lo tanto, ¿se puede dar el caso que surjan más aerolíneas que ofrezcan zonas libres de niños?, ¿se fletarán aviones sin niños como ya existen hoteles solo para adultos? Y si así fuera, ¿sería discriminatorio.

Por el momento, únicamente tres compañías ofrecen asientos sin niños en la costa. Una de ellas es la aerolínea Malaysia Airlines que no admite bebés en primera clase desde 2011 y que, además, en 2012 ordenó a sus agentes de viajes que no reservaran asientos a los menores de 12 años en el piso superior de sus Jumbo. Hay otras dos compañías (que son low cost) que ofrecen un extra, esto es, “zonas de tranquilidad”. AirAsia X tiene la Quiet Zone: por 25€ más el pasajero se sienta en las filas 7 a la 14, detrás de Primera (vetadas a los menores de 12 años). Habiéndose lanzado esta propuesta en febrero de 2013, 150.000 pasajeros la han contratado. Por último, la compañía Singapore Airlines, inauguró en agosto de 2013 “Scoot in Silence”. En este caso, por $14 se disfruta de uno de los 41 asientos ubicados detrás de la clase Business en los que no se pueden sentar niños y que tienen 7,5 centímetros más de espacio para las piernas. Por lo tanto, el silencio es un extra más como lo son la cena, las películas o el equipaje.

En palabras de Jorge Cardona, catedrático de Derecho Internacional Público en Valencia y uno de los 18 miembros del Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas que supervisa la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño, “Segregar a los menores en un avión es una discriminación injustificable”. Para el Catedrático, crear una zona sin niños es igual a crear una zona sin personas de una raza determinada, sin obesos o sin discapacitados intelectuales “porque a alguien le resultan molestos”. “Igual que un bebé, un enfermo de alzeihmer puede ponerse a llorar sin control. ¿Podríamos crear una zona sin ellos? Es impensable”. Y lo mismo, opina, va para los hoteles solo para adultos (la mayoría de las grandes cadenas españolas los tienen). “El límite del derecho de admisión es el respeto de los derechos fundamentales. El deseo de otros clientes de no tener niños alrededor no es una causa objetiva justificada para no admitir niños o no dejarles viajar en ciertos lugares”. Una denuncia, dice “estaría ganada”.

Por otro lado, el Catedrático de Derecho Constitucional de la Pompeu Fabra, Marc Carillo, da la razón a las compañías que ofrecen esta oferta de “sin niños”. “Les ampara la libertad de empresa que les garantiza la disposición de sus medios materiales y personales para ofrecer el mejor servicio. Sí que habría discriminación si se tratase de “una decisión tomada por un poder público, donde el canon exigible sobre el principio de igualdad es mucho más estricto”. También si se prohibiese el asiento a alguien de otra raza, “discriminación expresamente prohibida por los textos constitucionales”. Pero, según el catedrático, ni siquiera sería discriminatorio un vuelo completo que no aceptase niños, como no lo son los hoteles solo para adultos. “Las familias siempre podrán optar por otras compañías que ofrezcan vuelos sin distinciones. El problema discriminatorio podría plantearse si materialmente no fuese posible ejercer la opción de escoger otra compañía”, dice.

A todo esto, el Catedrático Jorge Cardona concluye que “el hecho de que la gente no se eche las manos a la cabeza con este tipo de cosas, como sí lo haría si vendiesen zonas libres de negros, obesos, ancianos o discapacitados solo demuestra que hay mucho trabajo por hacer”.

En la asociación de consumidores FACUA consideran que al menos en Europa nunca podría haber un avión que no admitiese niños, “contravendría la Ley de navegación aérea de 1960 que permite excluir pasajeros solo por enfermedad contagiosa o por circunstancias que pongan en peligro o alteren el buen régimen de la nave”, explica su portavoz, Rubén Sánchez. Sobre las zonas sin niños plantea: “Parece más razonable, pero si el avión estuviese lleno de familias y solo quedasen asientos en esas filas, negarse a vender un billete a un niño o vendérselo antes a un adulto sería ilegal”. Y subraya: “Pero da igual, las aerolíneas hacen lo que quieren — cobran por facturar, por emitir el billete o por pagar con tarjeta, anuncian tarifas engañosas.. — y las autoridades se lo permiten o les ponen multas de poca cuantía”.

Por último, hay que destacar que toda propuesta tiene una propuesta contraria que, además, también puede tener un rédito económico. Y es que, mientras algunas compañías crean zonas libres de niños para que quienes paguen más no tengan que oírlos, otras apuestan por ayudar a distraerlos como, por ejemplo, la compañía Etihad Airways que acaba de lanzar un servicio de ‘nannies’ a bordo.

Más que ‘nannies a bordo’, se trata de azafatas con un distintivo delantal naranja que han recibido formación en la prestigiosa escuela británica Norland. Cual Mary Poppins, estas expertas en títeres, manualidades y pintacaras — cuyo servicio es gratuito en todas las clases —  ayudan a los padres a relajar, distraer, dormir y dar de comer a los más pequeños.

La mayoría de las aerolíneas tienen deferencias con los niños que pagan menos aunque ocupen asiento (los que van en brazos suelen pagar tasas y un 10% del billete) y pueden llevar todos los líquidos y cremas que quieran (en algunos controles aeroportuarios se ha obligado a los padres a abrir y probar los potitos). Las familias suelen embarcar con prioridad (aunque a veces ello signifique desembarcar los últimos) y algunas compañías, como Iberia, permiten llevar el carrito hasta la puerta del avión. Muchas tienen detalles como comidas especiales o pequeños juguetes.

Foto: Babble.com

Cómo conseguir las mejores ofertas de hoteles

Cuando se acercan las vacaciones solemos investigar por internet a la búsqueda de las mejores ofertas de hoteles, viajes, paquetes de fin de semana de esquí o escapadas de clima cálido para reponer los niveles de vitamina D. La búsqueda por internet comporta rapidez y acceso a múltiples propuestas pero, a su vez, también implica que no dudemos en descartar aquellas propuestas cuyo precio sea (relativamente) elevado.

Muchos somos los que, buscando el Santo Grial de la mejor oferta, hemos acabado hospedados en un hotel de 3 estrellas situado algunos kilómetros lejos del centro.

6737069261_2de65d9fd1_b

De hecho, podemos encontrar hoteles céntricos o próximos a destinos de interés de 4 estrellas cuyos precios estén ligeramente por encima del presupuesto que nos hayamos definido pero que podemos asumir. En estos casos, el problema surge cuando a dichas tarifas iniciales se añaden costes indirectos como las consumiciones en el bar, los desayunos y cenas, parking, etc.

Entonces, ¿por qué no buscar más allá de las ofertas de viaje más económicas y dedicar más tiempo a investigar las ofertas de los hoteles más atractivos? En este caso, para realizar dicha búsqueda, debemos tener en cuenta algunos consejos de viajeros experimentados.

1. Hay que abandonar la nostalgia. El servicio de habitaciones ya no lleva el almuerzo a la habitación. Incluso en un hotel de 5 estrellas, es posible que tengamos que pagar por él. Un claro ejemplo de este cambio de tendencia es que los hoteles han descubierto que es más barato utilizar dispensadores de pared en lugar de esos pequeños botes de jabón y champú que a todos nos encanta llevarnos a casa cuando dejamos la habitación.

2. Comparar de precios on line. Expedia, Kayak, Orbitz, Priceline o LastMinute son sólo algunos de los lugares para comenzar nuestra búsqueda. Es importante que, antes de encontrarnos recargos  reglamentarios pero no suficientemente visibles en la oferta , llamemos al hotel y confirmemos el precio final antes de confirmar la reserva.

3. Hay que ser flexibles con las fechas del viaje. Todos imaginamos cuanto puede llegar a valer una habitación en un hotel céntrico en temporada alta. Es por ello que debemos elegir el mejor momento para estar en un destino. En este aspecto, el buscador de hoteles de Googleya hablamos de ello en el blog – nos puede resultar de gran ayuda. Si introducimos  parámetros como nuestro presupuesto, los días de viaje, y los límites geográficos que utilizan varios filtros, nos dará una lista de destinos a considerar.

4. Considerar un presupuesto aparte para los servicios. Si hemos conseguido una oferta por la que nos vienen ganas de gritar por la terraza borrachos de alegría, no debemos descartar que también gritemos cuando paguemos los extras. Varios son los hoteles o resorts que cobran tarifas adicionales por el uso de las instalaciones del gimnasio, la piscina, una tabla de planchar o por el simple acceso a Internet.

5. Buscar descuentos escondidos. Si pertenecemos a una asociación profesional podemos tener derecho a un  descuento. En caso contrario, podemos buscar en Internet códigos de descuento en páginas especializadas como, por ejemplo, Hoteles.com o Orbitz.com. Si nos gusta alguna cadena de hoteles en particular, podemos inscribirnos en su boletín electrónico con el fin de estar al día de toda la información relacionada con descuentos y ofertas de packs regalo.

6. Considerar los hoteles más baratos de entre los caros. El objetivo principal de los hoteles es llenar todas las habitaciones cada día antes que el resto de sus competidores. Si, además, coincide que son hoteles de una misma cadena, suelen ofrecer más por menos con el fin de equilibrar fuerzas y llegar al mismo objetivo. Es por ello que  podemos encontrar hoteles de gama alta que ofrezcan a sus clientes servicios (desayunos, Internet, llamadas locales gratuitas) sin coste alguno, a diferencia de sus parientes más caros.

7. No se pierde nada por negociar. Los hoteles con habitaciones libres suelen estar dispuestos a negociar para llenar una habitación. No hay que tener miedo a pedir un desayuno gratis, Internet o parking. Los gerentes de hotel prefieren hacer un poco menos de caja por una habitación ocupada que dejarla vacía una noche.

Foto: Grand Hotel Buildings, Eastbourne

El ‘efecto del hotel lleno’

Hace ya un tiempo apareció una noticia sobre los seguidores del Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en la red social Twitter. La noticia mostraba que, de los 528.000 seguidores que figuran en la actualidad, 337.000 seguidores fueron adquiridos de algún modo excepcional, haciendo que los verdaderos followers de la cuenta casi rocen los 200.000. En su mayoría, estos seguidores adquiridos son cuentas inactivas y bots, perfiles ficticios dados de alta en Twitter por sistemas automatizados de compañías que se dedican a mercadear con “incondicionales” para engordar cuentas con el fin de aparentar notoriedad pública.

Con esta supuesta cantidad ingente de seguidores se busca conseguir que se cumpla la llamada ‘teoría del bar lleno‘. Y es que cuando salimos un viernes o un sábado por la noche solemos acudir siempre a aquel bar o restaurante  donde vemos que hay más gente, dejando atrás aquel que está vacío aunque tenga mejor precio y/o calidad. ¿Por qué? Las razones son varias pero está claro que si un bar está lleno es una buen indicador de su éxito. Volviendo a la red social Twitter, si muchos siguen a esa celebridad, hay muchas posibilidades de que nosotros también lo hagamos sin pararnos a dedicar unos minutos a buscar aquello que, realmente, nos motive a seguirlo.

1024px-Oakville_Inn_Hotel_Sign

¿Ocurre lo mismo en el caso de los hoteles? ¿Reservamos antes un hotel que tenga más comentarios que otro que no tenga ninguno?  Y es que, para muchos viajeros la idea de reservar un hotel sin revisar antes las páginas de comentarios de otros clientes en internet es inconcebible. Una encuesta realizada por la ITB a más de 1.000 usuarios de internet, 17 páginas de comentarios y más de 1.500 directores de hotel mostró que casi el 96% de los viajeros afirma que estas webs son importantes a la hora de reservar su alojamiento y que acostumbran a utilizarlas antes de elegir hotel.  El 82% de los viajeros las considera de confianza.

Por lo tanto, ¿es beneficioso para un hotel tener muchas opiniones y/o valoraciones? Sí, sin duda. Para un hotel, conseguir una estrella más en TripAdvisor o Travelocity puede justificar un aumento de los precios en un 11%. Por lo tanto, vuelve a aparecer en escena el ‘efecto del bar lleno’ o, en este caso, el ‘efecto del hotel lleno’.

Puede parecer de mal pensados creer que un hotel pueda llegar a introducir comentarios falsos para beneficiar su reputación en Internet igual que pueden hacer presuntamente algunos políticos o celebridades en las principales redes sociales. Pues, no. No lo es. Y es que, por ejemplo, en 2011, Tripadvisor tuvo que sacar un aviso rojo a un hotel de Inglaterra por sus sospechas de que estuviera aumentando su reputación mediante comentarios falsos.

Entonces, ¿a quien escuchar? A pesar de que el que escribe es un enamorado de las estadísticas, es complicado dar un consejo mejor del que pueda dar un amigo… Pues los amigos  y familiares vuelven a ser este año la principal fuente de reservas hoteleras (23,1%) superando a TripAdvisor (22,5%), que en 2013 ocupaba ese primer lugar. Y así lo demuestra el estudio anual que World Independent Hotels Promotion (WHIP) realiza desde 2011, analizando las reservas directas en hoteles y preguntando a los clientes (habiendo obtenido más de 12.000 respuestas) dónde han oído hablar del establecimiento en el que han reservado.

Foto: Oakville, Ontario

Gobaby: Disfruta de Londres con tus hijos

Seguro que nunca habéis sudado tanto como cuando habéis bajado un carrito de bebé por unas escaleras. El miedo a un mal paso o un viraje inesperado de una de las ruedas del carro puedeo provocar más de un susto.

Siendo Londres una ciudad que no sólo se caracteriza por su red de metro con estaciones que tienen un sinfín de escaleras es normal que una de sus ciudadanas (y madre reciente) optara por buscar una solución: Diseñó y creó la aplicación para smartphones, Gobaby (Itunes y Android).

Jen, la creadora de GoBaby, creó una aplicación para indicar a todos los padres que lo deseen, las estaciones de metro que no tienen escaleras escaleras, aquellas donde hay ascensores y una vez fuera, aquellos restaurantes, museos y tiendas más próximos donde poder cambiar a su bebé.

https://i2.wp.com/gobabyapp.com/wp-content/uploads/2013/07/Gobaby-ad-design.png?w=648

La aplicación destaca por rápida, fiable y fácil de usar.

Además, permite utilizarla sin conexión a Internet en la búsqueda de lugares sobre el mapa o marcar vuestras ubicaciones preferidas mientras estéis en movimiento.Desde el punto de vista social, permite compartir con otros padres usuarios de la aplicación las localizaciones que más os gusten de Londres.

En vuestra proxima visita a Londres con niños, no olvidéis de KangApp, el marketplace de alquiler entre particulares de artículos para bebés y criaturas, sin duda un recurso útil en los viajes familiares

Foto: GoBaby

Viajar embarazada

6175321766_62611d8d27_b

Cuando una mujer se queda embarazada suele preguntarse qué tipos de viajes son apropiados, qué equipaje debe llevar consigo y cómo sentirse cómoda estando lejos de casa con un bebé en camino. El mejor momento para viajar embarazada es probablemente a mediados del embarazo, es decir, entre las semanas 14 y 28 y es que la mayoría de las emergencias comunes que ocurren durante el embarazo suelen aparecer durante el primer y tercer trimestre. Por un lado las náuseas, los vómitos y la somnolencia habrán pasado. Por otro, la hinchazón de piernas todavía no habrá comenzado y en vista de que todavía no tendrás una barriga enorme, aún conservarás la agilidad física y la energía suficiente para pegarte grandes caminatas. También durante este periodo se soporta mejor estar sentada durante horas, una postura que exigen prácticamente todos los viajes. Tanto si se viaja en avión, en tren o en barco la futura madre podrá levantarse y andar un poco.

¿Donde se puede viajar?

Una embarazada puede viajar a cualquier lugar siempre y cuando no olvide que algunos destinos suponen riesgos elevados para cualquier viajero (condiciones sanitarias deficientes, enfermedades endémicas, conflictos políticos y sociales, climas muy distintos, etc.).

¿En qué medio de transporte?

TREN: Es uno de los medios de transporte más aconsejables para las embarazadas. Para viajes largos es la mejor opción. Los espacios son amplios, hay muchos servicios y se puede pasear por los pasillos cómodamente sin perder el equilibrio.

BARCO: Si bien un crucero puede ser una de las vacaciones más tranquilas que se pueden planear – y hacer – mientras se está embarazada, es importante tomar precauciones adicionales para familiarizarse con la seguridad del agua y las medidas de seguridad de la nave. ¿Dónde están los chalecos salvavidas y los botes salvavidas ? ¿Cuál es el plan de emergencia? ¿Cómo se va a manejar el mareo por movimiento?

Es muy importante revisar las directrices de la compañía naviera para confirmar que permite abordar durante el embarazo pues hay compañías que no permiten entre el pasaje mujeres embarazadas que hayan entrado en la semana 24 de embarazo.

COCHE: Es quizás el transporte más recomendable, incluso más que el tren, para viajar tanto al principio como al final del embarazo, siempre y cuando el trayecto diario sea menor de seis horas y el viaje sea por autopistas o por carreteras en buen estado.

Es importante, pues, ajustar el asiento y el cinturón de seguridad a tu antojo siempre y cuando tanto tú como el bebé estéis seguros. Colócalo de forma que no te apriete mucho: la banda superior debe cruzar el hombro y pasar entre el pecho y sobre el abdomen. La cinta inferior deberá colocarse lo más abajo posible, entre la parte inferior del abdomen y sobre las piernas. Nunca prescindas de él. Deja distancia suficiente entre el airbag y tú, pero no lo desactives. En caso de accidente, la protección que te confiere a ti y al bebé, compensa cualquier otro riesgo posible asociado a su uso.

Efectúa paradas cada dos horas y aprovecha para salir del coche y andar un poco, así como realizar movimientos de estiramiento y descompresión de la columna y articulaciones, beber líquido e ir al baño. Todo esto es posible en una parada de 15 a 30 minutos.

AVIÓN: La política de las líneas aéreas suele discrepar en el tema del embarazo y los viajes en avión. Infórmate bien antes de hacer una reserva. La mayoría de las compañías te pediránn un certificado médico que informe de la etapa gestacional en la que te encuentras en el momento de vuelo, la fecha prevista del parto y si no existen contraindicaciones para volar.

Para este tipo de desplazamientos, el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos publicó en su momento a tener en cuenta:

  • El transporte aéreo ocasional es generalmente seguro, y la mayoría de las compañías aéreas permiten a las mujeres embarazadas volar hasta las 36 semanas de gestación.
  • No es recomendable realizar viajes en avión en cuando las condiciones médicas u obstétricas de la embarazada pueden requerir atenciones de emergencia. Las emergencias obstétricas más comunes ocurren en el primer y tercer trimestres.
  • Las condiciones ambientales dentro de la nave como la presión de la cabina y/o la humedad baja junto con los cambios fisiológicos del embarazo, pueden derivar en un aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, la potencial aparición de coágulos de sangre y una disminución significativa de la capacidad aeróbica.
  • Usar siempre el cinturón de seguridad cuando esté sentado.

Tomar la decisión de tener un hijo es trascendental. Se trata de decidir que tu corazón caminará siempre fuera de tu cuerpo.

Elisabeth Stone

Foto: Pregnant

Viajando con niños con autismo: Diferencia no significa indiferencia

A día de hoy, uno de cada 68 niños son diagnosticados de trastorno del espectro autista, una tasa que ha aumentado más del 600 por ciento en las últimas dos décadas.

4146730230_b3a38326a2_z

El autismo es un trastorno del desarrollo neurológico que afecta el desarrollo del cerebro en las áreas de interacción social y la comunicación y se caracteriza por graves dificultades para comunicarse y establecer relaciones con la gente, en el desarrollo del lenguaje y en el uso de conceptos abstractos. Dichas características incluyen patrones de comportamiento repetitivos y limitados y resistencia obsesiva a pequeños cambios en sus alrededores o en las rutinas familiares.

A menudo, al autismo se le identifica como la discapacidad “oculta”, porqué las personas que están en el espectro autista no muestran ninguna diferencia física significativa respecto la gente de su misma edad, sino que es por su comportamiento que los señalan como diferentes.

Actualmente, la tecnología no solo está cambiando nuestras vidas en un modo que nunca imaginamos sino que, además, también ayuda a personas con autismo a mejorar la comunicación, ayudarles en el desarrollo de habilidades sociales y a  mejorar su capacidad de aprendizaje. Por lo tanto, la tecnología ayuda a las familias con niños con autismo para mejorar la calidad de su vida diaria incluso cuando están lejos de casa.

Cuando están fuera de casa, los padres de niños con autismo son conscientes que tienen que estar muy alerta porqué, los niños autistas son 4 veces más propensos a alejarse que los niños de su misma edad. Así , los padres pueden mirar hacia otro lado por un instante y, de repente, darse cuenta que su hijo ya no está ahí. Esto, combinado con que estos niños presentan una menor conciencia de peligro, puede terminar en tragedia . Para evitar estos casos, recomendamos  Independence Day Clothing, una línea de ropa para chicos y chicas que, no sólo es cómodo y fácil de poner y quitar, sino que, además, cada pieza de ropa  está equipada con un pequeño dispositivo GPS para que los padres puedan localizar a sus hijos con su smartphone antes de que se alejen demasiado .

Por otra parte, cuando se viaja en coche, avión o tren con niños o chicos autistas, puede ser una buena idea llevarnos nuestra tablet con nosotros. Un estudio realizado por la Boston University muestra que las tablets pueden ayudar a estos niños y niñas a aprender nuevas palabras.  En un estudio realizado a 61 chicos cuyas edades iban de los 5 a los 8 años, aquellos a quienes se les incluyó el uso de iPads en su terapia del habla aprendieron el doble de nuevo vocabulario. Llegados a este punto, queremos indicar algunas apps para smartphone y tablets que consideramos que pueden resultar útiles y de interés:

  • Choiceworks es una app que ayuda en la realización de las rutinas diarias a través de imágenes y se centra en la mejora de las habilidades de espera. Permite definir tareas programadas, esperas y pizarras donde expresar sensaciones. (Disponible tanto para iPhone como iPad)
  • DuckDuckMoose ofrece una variedad de diversión y aplicaciones atractivas para los niños pequeños, los niños con espectro autista disfrutarán mucho jugando con estos juegos coloridos y educativos. (Disponible para iPhone y iPad)
  • JABtalk combina una interfaz de usuario sencilla y opciones de voz e imagen personalizadas para ayudar a individuos no verbales. Las características incluyen la capacidad de construir frases de palabras, reorganizar/cambiar el tamaño de las imágenes y la opción de grabar su propio audio. (Disponible para Android)
  • Learn with Rufus: Categories, diseñado por un psicólogo clínico y evolutivo, esta aplicación ayuda con las categorías de aprendizaje como los colores, las formas, y las frutas. Ofrece música opcional, niveles de dificultad y el seguimiento del rendimiento de nuestro hijo a través de estadísticas. (Disponible para Android)
  • TractorMath es un juego para el aprendizaje de las matemáticas; está diseñado para niños pequeños, estudiantes visuales, niños autistas y cualquier otra persona que tenga problemas con los ejercicios de matemáticas cronometrados o de resolver el enigma. (Disponible tanto para el iPhone y el iPad)

Por último, queremos compartir y apoyar la iniciativa de Topher Wurts, un padre de Pennsylvania cuyo hijo de 13 años  tiene el trastorno, que está desarrollando la aplicación “Autism Village“, que permitirá a las personas que tengan relación con el autismo añadir, valorar y comentar sus experiencias en restaurantes, museos, parques, patios y otros lugares  “autism friendly”.

Foto: 74/365 – autism awareness