Lo que debes saber al viajar con niños en avión

Han llegado estas fechas en la que todo el mundo se desplaza y me ha venido a la mente el primer viaje en avión de mi niña, fue hace un año a París. Desde antes de que la niña naciera no nos habíamos atrevido a hacer ningún viaje que no fuera desplazamientos por carretera para ver a familia o amigos, pero esta vez, nos liamos la manta a la cabeza y nos decidimos. Lo primero que puedo decir es que viajar con niños en avión es más estresante que sin ellos, jeje. También puede ser la falta de experiencia pero el caso es que me surgían todo tipo de dudas y entre ella estaba el dilema de si llevar o no sillita de paseo.

Leer más

Vuelo sostenible: 10 consejos para volar de manera más ‘eco’

Porqué volar es algo que nos gusta más o menos, que lo necesitamos más o menos y que lo hacemos con mayor o menor frecuencia, pero ¿os habéis preguntado qué podemos hacer para reducir parte de nuestro impacto negativo?

Como queremos ayudar a qué voléis de manera más eficiente y con el mínimo impacto negativo, compartimos con todos vosotros 10 consejos para conseguir un vuelo sostenible:

1. Valorar si es necesario coger el avión

A veces es posible hacer el mismo recorrido y en el mismo tiempo en tren de alta velocidad. También podemos planificar una videoconferencia en lugar de ir de viaje de negocios para celebrar una reunión. Con la contabilidad de carbono cada vez más importante para las empresas, el teletrabajo y las videoconferencias son una alternativa que, además de ser ‘verde’, ahorrará dinero y tiempo valioso en el desplazamiento.

2. Elegir la aerolínea

Sí, hay aerolíneas más sostenibles que otras. Las compañías de bajo coste son más respetuosas con el medio ambiente ya que evitan innecesaria basura como el empaquetado y cubiertos de plástico utilizados durante las comidas a bordo o los empaquetados de los auriculares.

3. Elegir compañías con una flota de aviones modernas, que llenen sus aviones

Cada modelo nuevo de avión es al menos un 15% más eficiente que el anterior. Una compañía que llena sus aviones, reduce el ratio pasajero/combustible, resultando más eficiente.

4. Elegir optimización: Vuelos directos o con escala

Un vuelo directo es en la mayoría de trayectos la manera más ecológica de viajar. Haciendo una escala, se va a utilizar más combustible, debido a que una gran proporción de los costes de combustible de un vuelo se encuentran en el despegue y el aterrizaje. Por tanto, hasta un 50% de las emisiones de carbono para un vuelo se recoge en el aterrizaje y el despegue, dependiendo de la duración del vuelo.

Al elegir vuelos con escala, será preferible escoger los vuelos los que se dirigen en la dirección correcta desde el principio.

En los vuelos muy largos (más de 10 horas, por ejemplo) la opción más eco es parar en el camino. La razón es que, para completar un vuelo sin escalas ultralargos, se necesita llevar a bordo mucho combustible lo que provoca que por el peso, se consuma mucho más.

5. Elegir volar durante el día

Volar durante el día reduce el impacto de las estelas que dejan los aviones a su paso, ya que, el calor que llega por el sol lo reflejan compensando el que, por la noche, evitan que el calor de la Tierra se escape. Por la noche, la concentración de las estelas de vuelos comerciales durante tres días después del 11 de septiembre de 2011 hizo aumentar la temperatura en 1,1ºC en New York. Esta medición llamó la atención del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático que estima que las estelas tienen al menos tanto impacto en el clima como la emisión de dióxido de carbono que emiten los aviones.

6. Elegir clase turista

Cuando se viaja en primera clase, el tamaño del asiento y espacio para las piernas es mayor, tal vez del tamaño de cuatro asientos de tamaño de clase turista. Si se iguala el espacio en un avión con el consumo de combustible se ve que, para volar en primera clase, se necesita un promedio de cuatro veces la cantidad de combustible que lo haría cuando se vuela en turista.

Cuando se viaja en primera clase, el tamaño del asiento y espacio para las piernas es mayor, tal vez del tamaño de cuatro asientos de tamaño de clase turista. Si se iguala el espacio en un avión con el consumo de combustible se ve que, para volar en primera clase, se necesita un promedio de cuatro veces la cantidad de combustible que lo haría cuando se vuela en turista.

7. Utilizar transporte público para llegar al aeropuerto

8. Si es posible, solicitar el e-ticket, así se evitará el consumo de papel

9. Compensar las emisiones de CO2

En un proyecto de reducción de emisiones, cada vez son más las aerolíneas que ofrecen este servicio.

10. Subir con el menor peso posible al avión

Hay que ir ligero de equipaje. Un avión puede ahorrar alrededor de 34.000 litros de combustible al año por cada kilogramo menos de peso por asiento a bordo. Además, una visita obligada al baño antes de subir al avión es algo que marca diferencias. Resulta que una vejiga llena puede aumentar nuestra huella de carbono. Hace un tiempo, la aerolínea japonesa All Nippon Airways (ANA) invitó a los pasajeros a usar el baño antes de subir al avión. Se estima que 4,2 toneladas de dióxido de carbono podrían ahorrar cada mes si sólo la mitad de sus clientes perdieran un poco de peso de esta manera. Bien podemos afirmar que Kangapp ayuda a realizar un vuelo sostenible o que, como mínimo, sean con el mínimo peso porqué facilita la posibilidad de alquilar a un local de allí donde vayáis todo aquello que necesitéis para que nuestros hijos se sientan como en casa.

Foto: E-Ticket (Wikipedia)

Viajes Low Cost: Viaja más con menos

Viajar barato… ¿A quien lo le gusta la idea?, en otros post os hemos dado algunas ideas como, por ejemplo, usar el carsharing o el carpooling, alojamiento P2P, algunos truquillos para encontrar mejores ofertas de hotel e, incluso, para viajar sin dinero. Es por eso que en este post nos centramos en los viajes low cost.

La opción más conocida son los vuelos low cost; comenzaron a ofrecerse por parte de compañías aéreas norteamericanas a principios de los 90 y hoy, en día, la oferta es tremenda – infinidad de compañías ofrecen este servicio a una gran cantidad de destinos y en cualquier horario -. Estas compañías ofrecen un precio bajo a cambio de eliminar servicios y otras medidas para reducir sus costes, por ejemplo, eliminando la Bussiness Class, comprando aviones de un único modelo (esto permite que el entrenamiento de sus pilotos sea más barato y el coste de mantenimiento se reduzca).

Otras estrategias de las compañías los cost son volar a aeropuertos secundarios, de manera que los costes que deben asumir por usarlos es menor, vendiendo todos los billetes a través de Internet – se eliminan intermediarios y otros costes adicionales -, contando con personal que realiza muchas tareas, realizando trayectos cortos, reduciendo los tiempos de espera en pista – en consecuencia, los aviones se usan mucho – y, ¡OJO!, cobrando por casi todo lo que no sea lo básico o sea un asiento en el vuelo (por ejemplo, se cobra por kilo adicional en nuestro equipaje a partir de un limite), por facturar la maleta en el aeropuerto al realizar la reserva, por elegir asiento o por emitir la tarjeta de embarque entre otras).

Es importante que leamos la letra pequeña… Todos solemos hacerlo porqué, si no fuera así, no sería posible que el numero de pasajeros que viajan con este tipo de compañías no parara de crecer y que, además, estén satisfechos. Pese a la cantidad de problemas y criticas que escuchamos cada día, es un caso claro de que lo importante es el precio, y no tanto la calidad.

La principal duda que nos puede surgir es el de la seguridad de estos vuelos, ¿hasta que punto reducir costes puede poner en riesgo la seguridad de los pasajeros? En la UE, estas compañías son inspeccionadas por organismos europeos, internacionales y estatales, por lo cual, en teoría, cumplen con todos los requisitos de seguridad aérea. Pasan las mismas inspecciones que los aviones de las compañías tradicionales, aunque todos conocemos los casos de algunas compañías que nos hacen dudar de esto. ¿acaso es casualidad?, no sabemos, pero de lo que no podemos dudar es que los accidentes aéreos en los que se han visto implicados aviones de compañías de este tipo no son superiores a los de las compañías convencionales.

Un punto interesante… ¿Las compañías Low Cost atraen el turismo Low Cost?, sobre esto existen varias teorías, una de la Universidad de Girona concluía que los viajeros que viajan en vuelos económicos, realizan estancias de duración similar al resto y con pautas de consumo similares. Sin duda, es algo lógico, dado que, la posibilidad de tener un vuelo que cubra nuestras necesidades a bajo coste no significa que, una vez en destino, vayamos a dejar de tener otro tipo de actividades. Sin duda, cada día somos más los viajeros a los que no nos importan determinados lujos o servicios pues lo que buscamos son las experiencias.

También existe el alojamiento de bajo coste.. Y no estamos hablando de hospedarse en un albergue o en un hotel. ¿Conocéis Byhours?, podéis disfrutar de una habitación de un hotel, con todas sus comodidades pero usándola solo el tiempo que la necesitéis. Muchas veces no usamos la habitación las 24 horas del día, pero si que debemos pagarla pero, con esta plataforma, el problema queda solucionado. Es, realmente, un gran servicio.

Y como no, lo que más nos gusta compartir, experiencias; aquí tenéis el diario de un viajero que ha dado una vuelta al mundo Low Cost y comparte consejos acerca de como prepararlo, fotos de los lugares que visitar y algo realmente creativo, como financiarlo (en este caso, lo ha hecho con una campaña crowdfunding).

Por último, os dejamos unos recursos que os pueden ayudar a viajar ahorrando un dinerillo:

¿Que consejos más podéis darnos sobre este tema?

Foto: Plane landing against the Manhattan skyline

Consejos para viajar con niños

Con la llegada del buen tiempo, muchas familias aprovechan para realizar un viaje en família y esto, en consecuencia, comporta pequeños cambios en las rutinas de los más pequeños.

Es por eso que queremos recuperar unos consejos del Dr. Jordi Sapena, Coordinador del Servicio de Pediatría del Centro Teknon de Barcelona. Según el Dr. Sapena, lo más importante a la hora de viajar es ser previsores.

Tener hijos pequeños no es un obstaculo para viajar.

  • En el coche

Cuando viajamos en coche es preferible desplazarse en horas de poco calor. Si optamos por el aire acondicionado, se debe buscar una temperatura de confort, no dirigir las salidas de aire hacia el cuerpo del niño. Es recomendable llevar agua, toallitas húmedas y bolsas para los vómitos. También una muda para protegerlos del frío y accesorios de confort como un cojín o una manta.

Pueden resultar muy útiles los cuentos, la música, los vídeos o cualquier juego que distraiga a los pequeños. “El entretenimiento es una buena arma para evitar el mareo. Pero si se quieren utilizar medicamentos contra el mareo, es recomendable consultarlo previamente con el pediatra”, comenta el Dr. Sapena.

También es imprescindible hacer uso de los sistemas de seguridad que prevengan lesiones en caso de accidente y eviten que los niños se muevan, se mareen o distraigan al conductor.

Viajar de noche es ventajoso y cómodo. Los trayectos pasan más rápido y se minimizan posibles incidentes.

  • En el avión

El aeropuerto es un lugar de movimiento y ajetreo; debemos controlar bien los más pequeños, ir con tiempo extra para cualquier imprevisto y mostrarnos relajados para evitar que estén nerviosos.

Las diferencias de presión que se producen en el despegue y el aterrizaje del avión pueden afectar su oído y provocarles dolor e, incluso, otitis secundaria. Para evitarlo, se recomienda masticar un chicle, comer un caramelo o beber agua.

También es recomendable llevar juegos y distracciones para hacer el viaje más ameno y una muda para adaptarse a los cambios de temperatura o disponer de un recambio en caso de vómitos y contratiempos.

Foto: Kid on a bag

Apps para reclamar a las líneas aéreas

Las compañías aéreas tienen la obligación legal de informarnos sobre nuestros derechos si se nos deniega el embarque o si nuestro vuelo se retrasa o es cancelado.

Si consideramos que nuestros derechos como pasajeros aéreos han sido infringidos debemos, en primer lugar, contactar con la compañía aérea o – para asuntos relacionados con personas con movilidad reducida – con el aeropuerto. Y si no quedamos satisfechos con la respuesta que nos han dado, podemos hacer una reclamación en uno de los organismos nacionales competentes.

Es aquí donde surge el primer obstáculo, pues, las reclamaciones SIEMPRE se deberán realizar, en principio, en el país en el que ha tenido lugar el incidente. Si a este obstáculo le unimos que los procesos de reclamación suelen ser lentos y difíciles, una vez que hemos llegado a nuestro destino, nos  contentamos con la excusa/solución que nos haya podido dar la compañía aérea y no reclamamos.

En 2012, las compañías se ahorraron 400 millones de euros en compensaciones al no recibir reclamaciones por parte de 1,7 millones de pasajeros.

Es por ello que queremos compartir algunas webs y apps para reclamar a las líneas aéreas, por ejemplo, que nos pueden ayudar a recuperar nuestro dinero (o parte de él) en el caso que nuestro vuelo haya sido cancelado o llegue con retraso, por ejemplo.

Airhelp (Android y iOS) – es una app que nos facilita enormemente el proceso de reclamar a las compañías aéreas. Una vez nos hayamos descargado la aplicación, podremos comenzar a tramitar la reclamación.

Deberemos indicar el motivo de la queja indicando si el vuelo ha sido retrasado, cancelado, o bien, si hemos tenido algun tipo de problema con nuestro asiento. A continuación, deberemos indicar el aeropuerto de salida y el de llegada, si el viaje era directo o con escalas, el número de vuelo y la data del viaje. Por último, daremos información más detallada sobre la incidencia como, por ejemplo, cuanto tiempo (de más) tardamos en embarcar, si la compañía nos dio alguna explicación al respecto y nuestros datos de contacto. Del proceso que se pueda derivar no afectará económicamente (ni en el caso que Airhelp tuviera un juicio por nuestro caso ni porqué perdieran el caso). Si AirHelp consigue una indemnización, se quedará un 25% del pago total – y nosotros el 75% restante (IVA incl.) -.

Otra opción a tener en cuenta es Refund.me quienes comparten filosofía con Airhelp pero por una comisión inferior. En este caso,  ellos se quedan el 15% (más IVA) de la cantidad que recuperen en nuestra reclamación.

Refund.me ofrece consultas gratuitas a todos los usuarios con el fin de que puedan comprobar instantáneamente si su vuelo está sujeto a posibles reclamaciones y, en el caso que así fuera, permite tramitar la reclamación introduciendo el número de vuelo y otros datos relevantes del itinerario. Cabe destacar que la comprobación se puede realizar una vez que el avión ya haya salido porqué los vuelos pueden verificarse y reclamarse durante tres años con “carácter retrospectivo”.

Es tal el desconocimiento de los pasajeros de sus propios derechos que desde Refund.me han detectado la viabilidad de ampliar y compartir sus servicios con los usuarios de trenes, autobuses y barcos.

Por último, queremos citar el caso de Reclamador.es, una app que, si bien funciona del mismo modo que hace Refund.me o Airhelp, introduce una novedad, el crowd-complaining, esto es, las reclamaciones colectivas entre usuarios. Siguiendo aquello de que “la unión hace la fuerza”, buscan un alto número de usuarios que reclamen para tener más fácil salir victoriosos de las reclamación tramitada.

Si bien el porcentaje que se queda la compañía es un poco elevado (un 25% más IVA), este procentage decrece a media que aumenta el número de pasajeros que utilizan la misma vía de indemnización. Además, como en el caso de Refund.me, han abierto la puerta a los afectados por los bancos (preferentes, cláusulas suelo, etc.) para que hagan uso de sus servicios y tramiten las correspondientes reclamaciones en grupo. Es lógico que desde Reclamador.es hayan abierto esta línea de negocio pues los bancos incumplen el 83% de las resoluciones del Banco de España que dan la razón a los usuarios.

SI vas a volar con tu familia no te olvides de KangApp, marketplace de alquiler entre particulares de artículos de bebe, sin duda un recurso util en los viajes familiares, podras alquilar todo lo que tu bebe necesita en destino, ahorrandote las tasas de sobrepeso de los articulos que necesitan

Foto: Waiting for the plane

Vuela con compañías family-friendly

Por muchos son conocidos los mostradores family-friendly que Lufthansa tiene en Munich y Frankfurt. Y, probablemente, su popularidad y grata aceptación por parte de sus usuarios ha comportado que cada vez sean más las compañías aéreas que ven en las familias con niños un potencial mercado todavía sin explotar y es queLos niños que viajan en familia son los viajeros del mañana”.

flight-sky-clouds-fly

Por ejemplo, la aerolínea de bajo coste Ryanair se ha sumado a este público objetivo con su paquete “Ryanair Family Extra” donde además de incluir un 50% de rebaja en los asientos asignados para los niños, su equipaje facturado y prioridad de embarque, los aviones irán provistos de calientabiberones y se permitirá subir, sin coste alguno, dos artículos de bebé como carritos, sillas, cunas, etc.

Tambíen se ha introducido con fuerza en España la aerolínea Norwegian, una compañía que apuesta por ofrecer buenos precios, viajes más ecológicos con nuevos aviones y con WI-FI gratis, además de más espacio en cabina y asientos reclinables. Si todos estos aspectos pueden favorecer notablemente la reserva de billetes con Norwegian, más lo hará que nos ofrezcan la opción de poder tener entretenidos a los niños pues Norwegian es la primera aerolínea del mundo que ofrece entretenimiento durante el vuelo en nuestra tablet o Smartphone por 7 Euros (estando disponible las 24 horas).

Otra aerolínea family-friendly es Emirates, una compañía que transportó a más de 2 millones de niños el año 2013. Emirates ofrece una amplia variedad de ventajas para los que viajan con niños entre 2 y 11 años: Prioridad de embarque, entretenimiento a bordo con dibujos animados y juegos interactivos, menús vegetarianos, canjear las millas obtenidas en los vuelos por juguetes y  libros, etc.

British Airways es otra aerolínea family-friendly a tener en cuenta. Entre sus políticas a favor de los que viajan en familia podemos encontrar que los niños son los primeros en comer, con menús saludables y ricos, y disponen de un paquete de actividades “Skyflyers“ para tener a los niños entretenidos durante el viaje.

Etihad también apostó, hace ya algún tiempo, por las familias en sus vuelos: Antes del vuelo se pueden pedir los menús para los niños y reservar cunas para los bebés. Además, los niños tienen embarque prioritario. Durante el viaje una azafata con delantal naranja hará de niñera y se encargará de atender y cuidar a los pasajeros más pequeños entreteniéndoles a bordo.

Y si queréis disfrutar de un vuelo tranquilo sin bultos adicionales que cargar durante el viaje, no olvidéis contar con KangApp, un marketplace de alquiler entre particulares de articulos para bebés i criaturas.

Si sólo os queda elegir el alojamiento para completar vuestro viaje en familia no dudéis consultar este listado de hoteles family friendly que os proponemos.

Foto: Pexels