Britax Römer retira la silla infantil para el coche Dualfix por un problema de seguridad en el asiento

F.A.C.U.A. – Consumidores en Acción ha alertado este pasado lunes 26 de marzo de la retirada del mercado de la silla infantil para el coche Dualfix, perteneciente a la marca Britax Römer, por problemas de seguridad con uno de sus componentes. Los artículos afectados por este posible problema se vendieron entre el 3 de noviembre de 2017 y el 22 de marzo de 2018.

Al parecer, este elemento defectuoso podría romperse, afectando a la seguridad del niño que viaja sobre él en el vehículo, aunque la compañía no ha especificado de cuál se trata y ha asegurado que este no se utiliza en ningún otro asiento de coche infantil u otros productos Britax Römer“.

Por su parte, el fabricante ha puesto a disposición de los usuarios una dirección de correo electrónico para consultar dudas y una página web para comprobar directamente si nuestra sillita es uno de los artículos afectados introduciendo el número de serie. Esta cifra identificativa se encuentra en la parte delantera del asiento, debajo de la funda, en una carcasa blanca. El número de serie empieza por ‘M101A’ y va seguido de 14 dígitos.

La empresa ha identificado la causa de este problema mediante un procedimiento interno de revisión. Señala, que no han recibido ninguna denuncia de incidentes ni accidentes relacionados con el componente potencialmente defectuoso. Aunque la posible rotura del componente supone un problema de seguridad, solo una fracción de los asientos incluye los componentes potencialmente afectados.

Además, Britax Römer ha señalado en un comunicado que “todos los datos recopilados se utilizarán exclusivamente con el fin de enviar un Dualfix de sustitución”.

 

 

¿Cuándo puede un niño viajar con su sillita infantil en el asiento del copiloto?

Los niños deben viajar en el coche de forma segura. Por este motivo, desde el 1 de octubre de 2015, está prohibido que viajen en el asiento delantero de un vehículo siempre que midan igual o menos que 1,35 metros. ¿Qué ocurre cuando el coche es biplaza? ¿Y si todas las sillas infantiles no se pueden instalar en los asientos traseros?

La reciente normativa de la Dirección General de Tráfico (DGT) contempla tres excepciones que sí permiten a un niño con una estatura de 1,35 metros o inferior viajar con su sillita infantil en el asiento del copiloto. La primera de las excepciones se refiere a los vehículos biplazas, es decir, con sólo dos plazas delanteras o incluso tres en el caso de furgonetas. También podrán viajar en los asientos delanteros cuando todos los asientos traseros estén ocupados por otros menores con una altura igual o inferior a 1,35 metros y que, por tanto, también necesiten utilizar un sistema de retención infantil.

¿Y cómo llevamos a tres niños pequeños en un coche si no entran tres sillitas infantiles en la parte posterior? En ese caso la normativa sí permite que un menor ocupe el asiento delantero con su sillita infantil correspondiente, al igual que en el caso de que el vehículo solo tenga dos asientos traseros homologados.

Es importante recordar también que en el caso de que sea necesario llevar a un niño en el asiento delantero en una silla en sentido inverso a la marcha (sillitas del grupo 0+ de 0 a 13 kilos) es necesario desconectar el airbag frontal de pasajero. Revisa que tu vehículo tenga airbag desconectable porque, en caso de que no, tendrás que llevarlo a un taller para que lo desconecten.

¿Los niños que miden más de 1,35 metros pueden viajar delante? La Ley de Tráfico sí permite a un niño que mida más de 1,35 metros viajar en el asiento del copiloto, aunque la DGT recomienda que no lo haga hasta que alcance 1,50 metros de altura, ya que es más seguro viajar en los asientos traseros, según concluyen varios estudios.

Si infringimos esta normativa y llevamos a un niño en el asiento delantero cuando no se cumplen las excepciones, estamos poniendo en peligro la seguridad del menor y además nos exponemos a una multa de 200 euros con retirada de tres puntos en el carnet de conducir.

Consejos para viajar con niños

Con la llegada del buen tiempo, muchas familias aprovechan para realizar un viaje en família y esto, en consecuencia, comporta pequeños cambios en las rutinas de los más pequeños.

Es por eso que queremos recuperar unos consejos del Dr. Jordi Sapena, Coordinador del Servicio de Pediatría del Centro Teknon de Barcelona. Según el Dr. Sapena, lo más importante a la hora de viajar es ser previsores.

Tener hijos pequeños no es un obstaculo para viajar.

  • En el coche

Cuando viajamos en coche es preferible desplazarse en horas de poco calor. Si optamos por el aire acondicionado, se debe buscar una temperatura de confort, no dirigir las salidas de aire hacia el cuerpo del niño. Es recomendable llevar agua, toallitas húmedas y bolsas para los vómitos. También una muda para protegerlos del frío y accesorios de confort como un cojín o una manta.

Pueden resultar muy útiles los cuentos, la música, los vídeos o cualquier juego que distraiga a los pequeños. “El entretenimiento es una buena arma para evitar el mareo. Pero si se quieren utilizar medicamentos contra el mareo, es recomendable consultarlo previamente con el pediatra”, comenta el Dr. Sapena.

También es imprescindible hacer uso de los sistemas de seguridad que prevengan lesiones en caso de accidente y eviten que los niños se muevan, se mareen o distraigan al conductor.

Viajar de noche es ventajoso y cómodo. Los trayectos pasan más rápido y se minimizan posibles incidentes.

  • En el avión

El aeropuerto es un lugar de movimiento y ajetreo; debemos controlar bien los más pequeños, ir con tiempo extra para cualquier imprevisto y mostrarnos relajados para evitar que estén nerviosos.

Las diferencias de presión que se producen en el despegue y el aterrizaje del avión pueden afectar su oído y provocarles dolor e, incluso, otitis secundaria. Para evitarlo, se recomienda masticar un chicle, comer un caramelo o beber agua.

También es recomendable llevar juegos y distracciones para hacer el viaje más ameno y una muda para adaptarse a los cambios de temperatura o disponer de un recambio en caso de vómitos y contratiempos.

Foto: Kid on a bag

Estando de viaje, ¿donde están los baños públicos?

Muchas son las ocasiones en las que cuando se viaja o se hace turismo con niños se nos plantea esta petición en repetidas ocasiones: ¡quiero hacer pi-pi!, y se agrava el problema aún más si estamos en la fase de quitar el pañal, pues la urgencia a buscar un baño es mayor.

En ese momento les miramos con cara de preocupación y empezamos  a mirar a nuestro alrededor para localizar un baño público cerca ¡LO QUE DARÍAMOS POR TENER UN BUSCADOR O LOCALIZADOR PARA ENCONTRAR UN BAÑO PÚBLICO Y SALIR DEL APURO!

La empresa de papel higiénico Charmin, en el año 2008, advirtió el problema y decidió crear una aplicación para móviles gratuita con buscador de baños públicos en todo el mundo, que además permite hacerlo  por características especiales como si dispone de cambiadores o si es accesible en silla de ruedas, así como por distancia o por número de votos positivos del baño público en función de las valoraciones de los usuarios.

La aplicación Sit or Squat (sentado o en cuclillas) está en inglés, francés y español. Es muy visual, ya que aparece un mapa con rollos de papel verdes o rojos a razón de la puntuación y es gratuita, disponible para Android y iOS. Existe además la opción de registrarse usando Facebook Connect.

En Alemania también hay otra aplicación creada por unos jóvenes universitarios, y en París podréis encontrar varios baños públicos recogidos en este blog.

Ya podemos viajar con nuestros niños ligeros de peso, gracias a KangApp, un marketplace P2P de alquiler entre particulares de articulos para bebés y tranquilos porqué, estemos donde estemos, podremos localizar un baño público en cuestión de segundos.

Viajar en la juventud es una parte de la educación, y en la edad adulta una parte de la experiencia.

Francis Bacon

Fotos: Kidsized Toilet-Joe Schlabotnik y Sit or Squat