Viajar con niños no es irse de mudanza

Viajar con niños suele ir asociado al exceso de equipaje (cuna, mochila, pañales, la trona o el carrito, juguetes, etc.) y nos vemos obligados a hacer una especie de partida al Tetris de maletas en el maletero de nuestro coche.

Como sabéis de que hablamos, queremos compartir con todos vosotros los consejos que nos dio al respecto Inma Torres, una madre viajera y responsable de la web Vida en Positivo.

1. Eliminar los accesorios grandes

Lo que más puede ocupar en vuestro equipaje pueden ser la cuna, la trona, la bañera, el carrito, etc. Es importante, por lo tanto, que os informéis sobre si los alojamientos son “family welcome”, es decir, si disponen de cunas, tronas, etc. que ayudan a los padres a no tener que llevarlas. Si tenéis opción, elegid aquéllos que dispongan de todo esto.

2. Eliminar los juguetes

A veces tenemos miedo a que los niños se vayan a aburrir, principalmente durante el trayecto, así que solemos permitir que se lleven sus juguetes favoritos.. Pero, continuan ocupando lugar. Es preferible que se lleven unos lápices de colores y un cuaderno. Lo demás es echarle imaginación: cantar canciones, inventarse historias, jugar al veo veo, etc. Veréis que se adaptan enseguida.

3. Llevar poca ropa

Los “por si acaso..” pueden llegar a llenar nuestras maletas o mochilas de prendas que no siempre son necesarias y que van a ocupar un espacio precioso. Algunos trucos para llevar poca ropa son:

Informaros del tiempo que va a hacer en el lugar de destino para elegir las prendas más adecuadas.

Llevad el mínimo calzado pues es lo que más ocupa de nuestra ropa. Elegid un calzado que sea versátil y os pueda servir para las distintas actividades que vais a realizar en vuestro viaje. Simplificad al máximo.

Usad ropa de fácil secado. Eso os permitirá, en un momento dado, lavarla en el lavabo del baño y dejarla secar por la noche.

Llevad la mínima ropa posible. Seguro que tenéis el viaje más o menos programado y sabéis qué actividades vais a hacer. Elegid prendas cómodas, livianas, combinables y frescas. Yo os aconsejo:

Para los niños: una muda por día, una ropa de abrigo (chaquetilla fina o chaquetón, dependiendo de la estación).

Para los adultos: una muda de ropa interior por día, una ropa de abrigo, un par de pantalones, tres camisetas, un jersey o forro polar (si hace frío). No nos llevaremos pijama (podemos dormir en camiseta). Muchas veces la ropa no está sucia, con ponerla por la noche a ventilar es suficiente. Y si está sucia siempre podemos lavarla en el lavabo y ponerla a secar.

4. Una bolsa de aseo minimalista

No es necesario llevarnos todos los productos que usamos normalmente en casa. Seguro que podemos pasar esos días sin maquillar y sin esa crema tan estupenda que nos quita las arrugas. Algunos consejos para reducir en el aseo:

Informaros qué viene incluido en el alojamiento al que vais. Muchas veces, sobre todo si vamos a hoteles, podemos encontrarnos toallas, gel, champú, pasta de dientes, acondicionador.

Toallitas y pañales: lo mínimo. Es recomendable llevar sólo lo necesario para el viaje de ida y para el primer día de estancia. Después podemos comprar pañales dónde estemos. En cuanto a las toallitas: el agua hace milagros,

Salud y protección: Debemos tomar lo elemental para utilizar en caso de emergencia. En cuanto a la protección: gorra, protección solar y agua. De acuerdo a la edad del niño, incorporaremos unas gafas de sol o cambiaremos el agua por el biberón o el pecho materno.

5. Comida sólo para el viaje de ida

Dependiendo de la duración del viaje de ida y del medio elegido podremos estirarnos un poco más en este aspecto.

Si viajamos en coche o en autobús, con agua y algo de comida saludable para picar será suficiente. En el caso de bebés, un solo biberón o el pecho materno o un puré dependiendo de la edad del niño.

Si viajamos en tren podemos hacer coincidir la hora de la comida para que sea un poco antes de salir. En caso de no ser así, optaremos por pedir colaboración en el vagón cafetería.

Si es en avión, podemos contar con la ayuda del personal de a bordo que están acostumbrados a calentar comida para bebés.

En todos los casos, es preferible cargar con una cantidad razonable de comida que cubra las necesidades normales del niño o bebé durante el viaje de ida solamente.

6. Limitar el número de aparatos electrónicos

No necesitas dos cámaras fotográficas, dos teléfonos móviles, un portátil y una tablet (con sus correspondientes cargadores). Probablemente nos baste con llevar un teléfono y su cargador.

Viajar ligero de equipaje también libera nuestra mente, y eso se transforma en energía positiva y felicidad.

Foto: Car FULL of stuff for the UGM Thrift Store

Consejos para viajar con niños

Con la llegada del buen tiempo, muchas familias aprovechan para realizar un viaje en família y esto, en consecuencia, comporta pequeños cambios en las rutinas de los más pequeños.

Es por eso que queremos recuperar unos consejos del Dr. Jordi Sapena, Coordinador del Servicio de Pediatría del Centro Teknon de Barcelona. Según el Dr. Sapena, lo más importante a la hora de viajar es ser previsores.

Tener hijos pequeños no es un obstaculo para viajar.

  • En el coche

Cuando viajamos en coche es preferible desplazarse en horas de poco calor. Si optamos por el aire acondicionado, se debe buscar una temperatura de confort, no dirigir las salidas de aire hacia el cuerpo del niño. Es recomendable llevar agua, toallitas húmedas y bolsas para los vómitos. También una muda para protegerlos del frío y accesorios de confort como un cojín o una manta.

Pueden resultar muy útiles los cuentos, la música, los vídeos o cualquier juego que distraiga a los pequeños. “El entretenimiento es una buena arma para evitar el mareo. Pero si se quieren utilizar medicamentos contra el mareo, es recomendable consultarlo previamente con el pediatra”, comenta el Dr. Sapena.

También es imprescindible hacer uso de los sistemas de seguridad que prevengan lesiones en caso de accidente y eviten que los niños se muevan, se mareen o distraigan al conductor.

Viajar de noche es ventajoso y cómodo. Los trayectos pasan más rápido y se minimizan posibles incidentes.

  • En el avión

El aeropuerto es un lugar de movimiento y ajetreo; debemos controlar bien los más pequeños, ir con tiempo extra para cualquier imprevisto y mostrarnos relajados para evitar que estén nerviosos.

Las diferencias de presión que se producen en el despegue y el aterrizaje del avión pueden afectar su oído y provocarles dolor e, incluso, otitis secundaria. Para evitarlo, se recomienda masticar un chicle, comer un caramelo o beber agua.

También es recomendable llevar juegos y distracciones para hacer el viaje más ameno y una muda para adaptarse a los cambios de temperatura o disponer de un recambio en caso de vómitos y contratiempos.

Foto: Kid on a bag

Estando de viaje, ¿donde están los baños públicos?

Muchas son las ocasiones en las que cuando se viaja o se hace turismo con niños se nos plantea esta petición en repetidas ocasiones: ¡quiero hacer pi-pi!, y se agrava el problema aún más si estamos en la fase de quitar el pañal, pues la urgencia a buscar un baño es mayor.

En ese momento les miramos con cara de preocupación y empezamos  a mirar a nuestro alrededor para localizar un baño público cerca ¡LO QUE DARÍAMOS POR TENER UN BUSCADOR O LOCALIZADOR PARA ENCONTRAR UN BAÑO PÚBLICO Y SALIR DEL APURO!

La empresa de papel higiénico Charmin, en el año 2008, advirtió el problema y decidió crear una aplicación para móviles gratuita con buscador de baños públicos en todo el mundo, que además permite hacerlo  por características especiales como si dispone de cambiadores o si es accesible en silla de ruedas, así como por distancia o por número de votos positivos del baño público en función de las valoraciones de los usuarios.

La aplicación Sit or Squat (sentado o en cuclillas) está en inglés, francés y español. Es muy visual, ya que aparece un mapa con rollos de papel verdes o rojos a razón de la puntuación y es gratuita, disponible para Android y iOS. Existe además la opción de registrarse usando Facebook Connect.

En Alemania también hay otra aplicación creada por unos jóvenes universitarios, y en París podréis encontrar varios baños públicos recogidos en este blog.

Ya podemos viajar con nuestros niños ligeros de peso, gracias a KangApp, un marketplace P2P de alquiler entre particulares de articulos para bebés y tranquilos porqué, estemos donde estemos, podremos localizar un baño público en cuestión de segundos.

Viajar en la juventud es una parte de la educación, y en la edad adulta una parte de la experiencia.

Francis Bacon

Fotos: Kidsized Toilet-Joe Schlabotnik y Sit or Squat

Viajes en coche con niños: Consejos y errores a evitar

Viajar con niños pequeños, tal y como hemos indicado en otros posts requiere de una logística y una planificación especial dadas sus necesidades de utensilios, espacios, alojamientos especiales, transportes adaptados, etc.

3341663598_f797d9ac1f_o

Pero antes de emprender el viaje, si viajamos en coche, lo más importante que debemos cuidar es la seguridad de nuestros pequeños, aunque es algo que todos los padres cuidamos sobremanera, en este post queremos mencionar algunos puntos básicos que no debemos de olvidar en ningún momento:

  • Es muy importante que, en función de la edad de nuestros hijos, la silla que usemos sea la adecuada. Según la Asociación española de Pediatría el riesgo de lesiones se reduce entre un 50 y un 80% en caso de accidentes si el niños está bien colocado en su sillita, para lo cual es básico que esta sea la correspondiente a cada peso o edad, los grupos de silla existentes son los siguientes:
    • Grupo 0: Hasta 10 Kg o 9 meses, aproximadamente
    • Grupo 0+: Hasta 13 Kg o 13 meses, aproximadamente
    • Grupo I: De 9 a 18 Kg o desde los 8 meses a los 3 o 4 años de edad
    • Grupo II: De 15 a 25 Kg o de los 3 a los 7 años
    • Grupo III: De 22 a 30 Kg o de los 6 a los 12 años
      • Como veréis las posibilidades son varias. Os recomendamos probar las sillas un situ para ver la que mejor le va a vuestro hijo antes de comprarla y penséis en cada caso la opción que os resultará más duradera, si queréis ahorrar un poquito, podéis encontrar sillas de segunda mano en muy buen estado.
      • Según la Dirección General de Tráfico, los niños deben ir en su correspondiente silla hasta los 12 años.
      • También es muy importante el montaje de la silla sobre el asiento del coche, seguid las instrucciones de uso y todas sus recomendaciones, de nada sirve una silla adecuada si no está bien instalada.
  • Nunca emprender el viaje sin asegurarnos de que los anclajes o cinturones están perfectamente atados y sin holguras, de nada sirve tampoco un buen sistema de seguridad y correctamente instalado si después nuestros niños no están bien atados. Incluso en trayectos cortos, de cientos de metros, no sabemos cuándo podemos tener un percance.
  • En niños menores de dos años, en caso de accidente, la mayoría de lesiones se dan en el cuello, lo recomendable es situarlos en sentido contrario a la marcha del vehículo.
    • En niños entre los 2 y 4 años, es en la cabeza donde se producen el mayor número de lesiones en caso de accidente, en este grupo de edad la silla se lleva en el mismo sentido de la marcha del coche, se recomienda poner la máxima atención a las holguras de los sistemas de fijación, tanto de la silla al vehículo como en el caso de los arneses para evitar golpes con el asiento delantero
    • De los 4 a los 10  años las lesiones más frecuentes son en el abdomen, se recomienda situar la banda pélvica o banda inferior, del cinturón de seguridad sobre los huesos superiores de la pelvis, y nunca sobre las zonas blandas del abdomen
  • Los errores más frecuentes a la hora de hacer un viaje con niños en coche y que debemos evitar son:
    • Viajar con el  niño en brazos: Nunca debemos hacerlo, si debemos sacarlos de su silla, mejor parar y atender al niño y posteriormente emprender de nuevo el viaje.
    • Pasar demasiado pronto a un grupo de asiento infantil superior: De nada sirve una silla de coche que no sea la adecuada a la edad de nuestro hijo, no lo protegerá correctamente en caso de accidente.
    • Instalar un asiento infantil mirando hacia atrás en un asiento con airbag frontal activo.

Y por supuesto si quereis viajes familiares comodos y ligeros, no os olvideis en vuestra visita a cualquiera de estos parque tematicos con vuestra familia de KangApp, marketplace de alquiler entre particulares de articulos de bebe, sin duda un recurso util en los viajes familiares

Podéis consultar muchos más errores que ponen en riesgo la vida de nuestros hijos aquí.

Foto: Kids in the boot – Ben Francis