Las criaturas que midan menos de 125 centímetros no podrán ir en coche en un elevador sin respaldo

Si tenéis previsto alquilar en Kangapp una sillita para el coche o comprarla debéis tener en cuenta los cambios que se aplicarán en la normativa vigente. Dichos cambios buscan que los sistemas de retención infantil (SRI), su construcción y requisitos mejoren hasta obtener una mayor seguridad para los más pequeños. En consecuencia, a partir de este verano, los fabricantes deberán cumplir la nueva normativa que actualiza la R129 (también denominada i-Size, en vigor desde 2013), para este tipo de sillas.

Por Ley, los niños deben ir protegidos con Sistemas de Retención Infantil (SRI) adecuados a su edad, a su peso y/o a su talla. Para facilitar la localización de la silla adecuada hay tres grupos:

  • Grupo 0/0+: desde el nacimiento y hasta los 13 kilos
  • Grupo 1: de 9 a 18 kilos.
  • Grupo 2/3: De 15 a 36 kilos.

A estos hay que sumar las sillas i-Size, homologadas por talla en lugar de por peso y con dos requerimientos técnicos y de seguridad adicionales a la sillas homologadas para la norma ECE R44: Deben ir en contra de la marcha hasta los 15 meses y superar pruebas de impacto laterales (hasta ahora eran sólo frontales).

Cambios en la normativa i-Size

Es en la normativa que controla las sillas i-Size donde, desde este verano, se han aplicado algunos cambios.

En primer lugar, los dispositivos de retención dejarán de catalogarse por peso para hacerlo por la estatura de los niños.

La nueva normativa estipula además, que el sistema de sujeción para sillitas ISOFIX ya no es obligatorio para las sillas de auto para niños de 100 a 150 cm, sino que será opcional. Esto es debido a las mejoras que incorporan los vehículos en sus propios cinturones de seguridad. Según apunta la DGT, los SRI reducen un 75% las muertes y un 90% las lesiones.

Por último, los asientos elevadores del Grupo II (de 15 a 25 kg) deberán ir con respaldo. Sólo podrán homologarse sin respaldo los elevadores del Grupo 3 (de 22 a 36 kg). En consecuencia, los niños que midan menos de 125 centímetros deberán utilizar alzador con respaldo (técnicamente, todavía no existe la obligación, ya que  los cambios en la nueva normativa R44/04 hablan de homologación y no de prohibición de uso). Los nuevos elevadores que se desarrollen sin respaldo sólo podrán ser utilizados por niños de más de 125 centímetros.

El motivo de este cambio no es otro que la completa sujeción por los hombros. Los elevadores con respaldo aseguran un mejor encaminamiento del cinturón de seguridad alrededor de los hombros y una protección mejorada en el caso de impactos laterales, algo que resulta fundamental, si tenemos en cuenta que algunos dispositivos de seguridad que se encuentran en el interior del vehículo, tales como los airbags de cortina o los cinturones, no están desarrollados para menores de 125 centímetros de altura.

Fuente: D.G.T. y Bébé Confort