sharenting”: El riesgo de mostrar sin límites a los hijos en las redes

Actualmente, existe una clara división entre los padres y madres británicos sobre si compartir o no fotos de sus hijos en Internet.

Según un estudio de Ofcom, más de la mitad de los padres de Reino Unido – un 56% – afirman que no publican fotos o vídeos de sus niños en las redes. El 87% de estos padres indican que la principal razón para no compartir es que quieren que la vida de sus hijos se mantenga en privado.

Por otro lado, del 42% de los padres que afirman que comparten fotos de sus hijos, las mitad indica que lo hacen, como mínimo, una vez al mes.

El auge del término “sharenting” se ha visto incrementado con la popularidad de las principales redes sociales. Por ejemplo, las celebrities son las primeras en compartir diariamente decenas de fotos con sus criaturas.

El estudio de Ofcom muestra, además, que de los padres que comparten sus fotos, el 52% dijo que sus hijos están contentos de que lo hagan y el 84% dice que sólo comparten cosas con las que sus hijos estarían contentos. 

Ofcom detectó que Facebook es la red social más popular en el Reino Unido (el 72% de los adultos lo utilizan). Sin embargo, WhatsApp, Snapchat e Instagram le siguen con un rápido crecimiento.

Los jóvenes son conscientes de la importancia de la presencia online y de saber retratar su vida de la mejor manera posible. Las selfies son las fotos que los mayores de 18 a 24 años comparten más en las redes sociales. Casi la mitad de los que publican selfies dicen que editar la foto antes de compartirla en línea, lo que incluye el uso de las herramientas de filtrado disponibles en Instagram o Snapchat.

En un artículo reciente de The Guardian, se citaba que Instagram, que es propiedad de Facebook, había informado que sus usuarios de menos de 25 años pasaban más de 32 minutos de media al día navegando con la app.

La edición de los posts significa que 3 de cada 4 adultos creen que las fotos y vídeos del resto de gente “suelen” ser o “siempre” muestran una versión idílica de la vida de esa gente.

 

Aparentemente, esto está provocando un efecto negativo, principalmente en los jóvenes. Uno de cada tres jóvenes afirma que las fotos del resto de usuarios les hacen sentir que su vida no se parece ni lo más mínimo. Esta proporción se ve incrementada hasta el 53% entre

los jóvenes de 18 a 24 años de edad y hasta el 45% para aquellos cuyas edades van desde los 25 a los 34 años.

Algunos jóvenes optan por borrar sus selfies de sus perfiles si no reciben suficientes likes o retweets o quitan las menciones o los likes que, en su momento, realizaron a fotos y posts de otros usuarios.

Fotos: Bowling with the kids (Flickr) | Margalena n kids (Wikimedia)