El número de familias monoparentales viajeras está aumentando

Los viajes de familias monoparentales están aumentando. Los cambios sociales en las familias, la recuperación económica y las ganas de compartir tiempo de calidad con los hijos son factores que están impulsando el crecimiento del número de reservas de viajes de familias monoparentales. Según un estudio realizado por la agencia de viajes especialista en vacaciones monoparentales y viajes de singles con niños Viaja con tu hijo, los viajes de familias monoparentales están en pleno crecimiento (se calcula que hasta un 32% durante este año).

(más…)

Siete razones para viajar a Marruecos con niños

No defrauda, exótico y cercano a un tiempo. Marruecos es esa fascinante entrada a que África enamora a quien lo conoce. Increibles paisajes, desierto, inmensas montañas y playas de ensueño, medinas y kasbash embrujadas con olores de almizcle y ambar que te transportan a otra época. En cada uno de mis viajes este fascinante país no ha dejado de sorprenderme. Primero con los amigos, después con la pareja y más tarde -faltaría más- con mis hijos!. En esta entrada me apetece compartir como papá viajero cuales son mis razones para seguir viajando a Marruecos con niños. ¿Cual es tu experencia? Nos encantaría que nos la cuentes via comentarios.

1. Una apuesta segura: Hace 15 o 20 años los servicios al turismo estaban poco desarrollados y los visitantes éramos frecuentemente avasallados…vale que regatear tiene su punto, pero es que no te podías traer el país entero en la mochila! Recuerdo que para viajar a Marruecos había básicamente dos opciones; o ibas de mochilero en busca de aventura ( los más valientes bajaban al Atlas a escalar) o bien te enrolabas en un circuito de esos enlatados por las ciudades imperiales con algún mayorista. Ya se sabe que otros otros bajaban al moro para otros menesteres, pero eso ya es harina de otro costal.

En la actualidad Marruecos está mucho más preparado para el turismo. Han mejorado las insfrastucturas y los servicios. Los precios están más claros, los acosadores apenas hacen acto de presencia. Hoy es fácil contratar guías o alquilar un coche con todas las garantías en muchas ciudades, servicios médicos y famacias bien surtidas (se recomienda un simple seguro médico de viaje) y una gran variedad de opciones de alojamiento incluyendo la posibillidad de alquilar un apartamento. Para que os hagais una idea en el mundo de los seguros de viaje Marruecos tiene la misma consideración de riesgo de Europa. Dicho lo cual añado que obviamente el riesgo cero no existe (ni en nuestra propia casa) y que evidentemente el miedo es libre.

 2. Una aventura cercana: Cercanía en dos aspectos. Por una parte geográfica pues existen multitud de compañías con opciones realmente económicas volando desde España a los aeropuertos de Tanger, Fez, Marrquech o Casablanca. También se puede llegar por mar desde Andalucía o Barcelona. En apenas dos horas podemos estar pisando suelo marroquí. Por la otra existe una evidente cercanía histórica y cultural, es por eso que Marruecos nos resulta tan increiblemente afín en muchas aspectos no solo en muchas de sus comidas (la cultura del aceite de oliva, el pan, sus dulces..) sino también en la importancia que le dan a la familia y a celebrarlo todo entorno de una mesa. Es por eso que estando en Marruecos a veces tengo la sensación de vivir un dejá vu, que viajar a este país es hacerlo de alguna manera también a nuestras propias las raices histórico-culturales.

3. Los marroquís adoran a los niños: Es una pasada. Si su hospitalidad es provervial está en la base de su cultura…con las familias con niños ni te cuento. No se trata de ninguna pose forzada, no te están haciendo la pelota. Que sí, que sí que los europeos somos muy avanzados y todo eso pero reconozcámoslo: hemos perdido frescura. Allí les sobra. Marruecos es un país con muchos niños, para ellos los pequeños son un don divino. Muchos más relajados con nosotros, no están todo el tiempo diciendo “eso no se toca” “no hagas eso”. Para los marroquís (especialmente las mujeres) los niños son niños y es normal que se comporten como tales, que jueguen, que corran… Eso hace que como papá viajero te sientas más relajado. No es nada infrecuente que a menudo se quieran hacer fotos con los niños y más si son rubitos/as.

4. Aprendiendo de la diversidad: Tan cercano y a la vez tan exótico. La forma tradicional de vestir, la sonoridad de la lengua árabe (o bereber!), los sabores y olores, las creencias religiosas basadas en el islam, la fisionomía de las casas, de las kasbash, de las modernas ciudades. Contrastes a no pocas veces chocantes. Un país que a menudo muestra la crudeza de la desigualdad que sufre una gran parte de la población y particularmente los niños evidenciando a los nuestros hijos por una parte lo afortunados que son por contar con tantas necesidades básicas y bienes materiales y por la otra..que sin muchos de ellos también se puede ser feliz.

Que importante es que los peques se vacunen contra los prejuicios o la xenofobia, experimenten la diferencias sociales y culturales y aprendan tanto a vivirla como a disfrutarla de forma directa sin que la tele se encargue de ello. Seguro les va a hacer falta en un mundo cada vez más global y tan complejo como en que tenemos…empezando por entender mucho mejor a los miles de familias marroquís que viven en España.

5. Entrar en una película para montar en camello y dormir en el desierto: Como en las Mil y una Noches. Si hay algo que estimule la imaginación de nuestros hijos y del niño que llevamos dentro son esas caravanas de camellos atravesando el desierto desde o hasta los paises del lejano Oriente. Todas esas historias tienen una base real, esas caravanas existieron y forman parte del acervo cultural de Marruecos. La Ruta de la Seda siguó siendo trasnsitada hasta mediados del Siglo XX.

En Marruecos existe una increible oferta para sentirse tuareg y como tal dormir en jaimas o alojamientos en el desierto y montar en camello. Contemplar los mil tonalidades de un inmenso mar de arena mientras se pone el sol y ver las estrellas en el desierto es una experiencia que merece totalmentela pena. Los niños flipan como si de pronto estuvieran viviendo dentro de una película como podéis ver en esta experiencia. Los dos puntos más habituales son Merzuga y Zagora (esto segundo sin dunas pero también altamente recomendable).

6. La comida, ¡qué delicia!: Es una de las grandes preocupaciones a las hora de viajar con niños a Marruecos. Os cuento nuestra experiencia. Por una parte es cierto que la forma de cocinar más especiada, con comidas, texturas y sabores a los que no están nada acostumbrados. Al principio la niña recelaba un poco o se negaba a comer ciertos platos. Sin embargo no problem. En prácticamente cualquier alojamiento turístico ya os aseguro que van a tener disponible pasta, pollo, una tortilla o pizza.

Pero hay más. Con los días mi hija empezó a pillarle el punto y es que la gastronomía marroquí es una de las mejores del mundo y lo que es bueno es bueno. Aparte de eos deliciosos te a la menta los niños (será que nos ven disfrutar tanto a nosotros!?) empiezan a interesarse por esos deliciosos couscous, tajines, verdaderos pinchos morunos, ensaladas, aceitunas, deliciosos dulces o esos pescados frescos en la costa. Que viva la diversidad, Ñam!

7. Viajes para grandes y pequeños exploradores: El video de más arriba da cuenta de ello. Lo tenemos mejor que nunca. Ya sea Semana Santa, verano o Navidad. En grupo junto a otras familias con niños o con fechas a medidas. Con el ritmos, el recorrido y los alojamientos adecuados. Ya sea con la ruta norte solidaria de la mano de la Asociación de turismo solidario Ethnic o también a Maruecos Sur, ruta de Marraquech y las 1.000 kasbas de la mano de Viajes Marrakech¡Marruecos siempre nos espera!

KangApp: Facilitando los viajes en familia

¿Cuántas veces has pensado a la hora de viajar con tus niños de corta edad que necesitas un vehículo dos veces más grande que el que tienes?

¿ Eres de los que le da pereza viajar con tus niños por la cantidad de cosas que necesitas y a las que no puedes acceder en tu próximo destino?

¿ Piensas que el coste de llevar en avión todos los artículos de tu bebé es muy elevado y eliges destinos cercanos?

¿ Cuando llegas al lugar que te vas a alojar y acabas de colocar todo lo que has traído para tu niño piensas que hubiese sido más fácil llamar a una empresa de mudanzas?

(más…)