Unos padres reparten tapones y golosinas a los pasajeros de un avión por si su bebé llora durante el vuelo

Viajar en avión con criaturas puede suponer un problema para las familias y para el resto de pasajeros. Son muchos los padres que deciden no coger un avión si van con niños pequeños para evitar ciertos problemas, pues en muchas ocasiones los niños no son bien recibidos por otros pasajeros, que se molestan con los llantos y los juegos de los más pequeños.

Por eso, algunas familias han optado por no dejarse influenciar por estas opiniones y tratar de ofrecer una solución para poder viajar con niños.

Es el caso de los padres de Lorenza, una niña de tan solo un año de edad, quienes decidieron repartir una bolsa con golosinas y tapones para los oídos a todos los pasajeros de un avión para que el vuelo con la pequeña se hiciera más llevadero.

Las imágenes fueron compartidas por una pasajera, que subió a su perfil de Facebook varias fotografías del ‘kit’ ofrecido por los padres de Lorenza.

La bolsita llevaba además una pequeña nota que decía así: ¡Hola! Me llamo Lorenza y tengo 1 año. Este es mi primer vuelo y voy a tratar de portarme lo mejor que pueda, pero me disculpo por adelantado si me siento irritable, me asusto o me duelen los oídos. Mis papás prepararon esta bolsa con dulces y tapones para los oídos en caso de dar un concierto durante el vuelo. Espero que esto ayude a que tu viaje sea un poco más placentero. Gracias.