¿Cómo han ido vuestras últimas vacaciones con niños?

Aún tenéis en mente los buenos momentos que habéis pasado en vuestras últimas vacaciones con niños, ¿verdad? Y, seguramente, también recordáis aquellos puntos o momentos en los que habéis tenido algún tipo de problema.

Y es que realizar las vacaciones con niños es un placer pero también podemos encontrar con problemas que no se suelen dar cuando se viaja sin niños o cuando éstos son plenamente autónomos.

En este post compartiremos algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de planificar vuestras vacaciones con niños y sugerencias para solucionar las dudas que pueden surgir a las futuras familias viajeras. Por supuesto, esperamos vuestros comentarios y experiencias.

¿Dónde me alojo? ¿Hotel? ¿Apartamento? ¿Alquiler P2P?

Esta cuestión depende de gustos. A veces nos interesa tener la cama hecha, no tener que cocinar ni fregar platos, etc. En este caso la elección sería un hotel, pero debemos tener en cuenta aspectos como las actividades para niños que ofrece o si dispone de zonas específicas para ellos. Si nuestros hijos son de muy corta edad, daremos prioridad a la facilidad para calentar un biberón o si disponen de cunas. Otros aspecto a tener en cuenta es la situación del hotel; lo ideal es una zona tranquila y sin ruidos pues será más fácil que nuestros pequeños concilien el sueño y descansen correctamente o si cuentan en su menú con comidas especiales para niños. Anteriormente, publicamos un post donde recomendábamos una serie de hoteles ideales para ir con niños.

Para aquellos que prefieran la independencia que da un apartamento para disponer de más espacio (en ocasiones, la habitación del hotel se nos suele quedar pequeña) y de todo tipo de equipamiento, como cocina, microondas, frigorífico para conservar yogures, leche, etc.

Si no os importa cocinar, hacer camas o fregar platos durante vuestras vacaciones, os recomendamos definir un criterio de elección en base a su situación. Por ejemplo, si hacemos turismo de playa buscaremos que esté lo más cerca posible pues todos sabemos (o podemos imaginar) la cantidad de cosas con las que debemos cargar. También buscaremos zonas lo menos ruidosas posibles, cerca de lugares básicos como restaurantes, sitios de comida para llevar, supermercados, etc. ¡ESTAMOS DE VACACIONES! Debemos facilitar las cosas al máximo.

A diferencia de los hoteles, en este caso, las actividades las deberemos hacer nosotros. Elegiremos destinos bien valorados dentro del turismo familiar donde haya, por ejemplo, actuaciones en la calle como payasos, atracciones para los niños, etc. Coincidiréis en que, a los padres, nos gusta estar relajados y descansar y que nuestros hijos necesitan actividad.

Sin duda, nuestra opción favorita es el alquiler P2P. En estos momentos hay infinidad de ofertas en múltiples webs como, por ejemplo, Airbnb. Podemos consultar experiencias, opiniones, ver fotos, lugares ideales para comer con niños, realizar actividades, pagos de forma segura y geolocalización.

¿Qué me llevo?

Si bien podemos tender a llevar más ropa de la necesaria, debemos atrevernos a ir con menos. Ésto comportará que hagamos y deshagamos más fácilmente las maletas. Si de algo escaseamos las familias con niños de corta edad es de tiempo. Si elegimos la opción apartamento, podremos usar la lavadora e intentar que las prendas necesiten de poco planchado.

Otra gran cuestión es ¿Dónde nos metemos los padres, niños, maletas carritos y sillas de seguridad si viajamos en coche? Y si viajamos en otro medio de transporte, ¿cómo transporto todo lo que necesitamos? En este punto, realmente, poco podemos hacer más allá de recomendar el alquiler. Cada vez están surgiendo más negocios que nos lo permiten. Deberemos buscar en los destinos que visitemos la oferta existente. También tenemos la opción de contratar a empresas especializadas que se dedican al transporte de equipajes de este tipo.

Realmente, viajar con niños no es algo fácil pero para tampoco es imposible. Os animamos a viajar con ellos. Sin duda, este post colaborativo nos ayudará a todos para ello.

¿Qué experiencias o recomendaciones podéis aportar?

Foto: Kids in the Boot