Grandes ventajas de viajar con los abuelos

Los dedos índice apuntando al cielo acompañan una mirada al infinito y el balbuceo de unas pocas palabras. Es así como Leo Messi celebra que ha marcado un gol. Es  una dedicatoria a su difunta abuela materna, Celia, quien siempre lo llevaba a él y a sus hermanos al campo del Grandoli, en Rosario. Una tarde faltaba un jugador en un encuentro amistoso y su abuela no dudó ofrecer a su pequeño nieto para que completara al equipo, pese a que solo tenía cinco años de edad. Y allí empezó todo. La celebración de Messi es un claro ejemplo de la gratitud y amor eterno que existe entre los abuelos y sus nietos.

Los abuelos son una parte fundamental de nuestra familia. Y debemos animarlos a que viajen con nosotros. Debemos aprovechar la suerte de tenerlos cerca y generar momentos de calidad con ellos porqué viajar con los abuelos tiene grandes ventajas.

Integra la familia

Los abuelos deben de participar en las actividades familiares (por ejemplo, un viaje) y pasar más tiempo con toda la familia. Si los incluimos en la vida familiar se incrementa en los más pequeños el sentido de la responsabilidad, el amor y, sobretodo, el apoyo incondicional a la familia.

Según un estudio de D.K. Shifflet & Associates, el 27% de todos los viajes de placer de una noche se considera ahora multigeneracional, es decir, incluye todas las combinaciones de varias generaciones de miembros de la familia.

Incentiva la relación entre los abuelos y sus nietos

La cordialidad y el nivel de confidencia que llegan a establecer los abuelos con los nietos es muchas veces mayor que el que tienen con los padres. Este vínculo afectivo es muy importante para el desarrollo emocional y psicológico de los niños. Los abuelos suelen tener la experiencia y la paciencia para escucharlos y aconsejarlos bien.

Permite compartir toda una vida de memorias y anécdotas

Uno de los aspectos que más se remarca en la relación con los abuelos es la tendencia a contar historias familiares que, más allá de la diversión o interés que pueden suscitar escuchándolas, pueden reafirmar los lazos y valores familiares. Además, este aprendizaje puede darse al revés, por ejemplo, con los abuelos conociendo más del uso de las nuevas tecnologías de la mano de sus nietos.

España es uno de los países donde la relación entre nietos y abuelos se considera más estrecha.

Incentiva la actividad física

Salir de viaje implica romper con las costumbres sedentarias. Independientemente de las actividades que se realicen durante el viaje, éstas siempre ayudarán a que los abuelos rompan a positivo con su ritmo diario en casa – cuando no están con sus nietos -.

Se disfruta del juego intergeneracional

Sea cual sea el viaje que realicemos, siempre habrá momentos de pausa o espera en los que los abuelos podrán aprovechar para jugar con sus nietos. Según apuntan los expertos del Observatorio del Juego Infantil, el juego entre abuelos y nietos “consolida los lazos familiares y el aprendizaje social. Ambos jugadores reciben y perciben los beneficios de la actividad lúdica en este juego compartido, gracias a las relaciones de empatía, confianza y cariño que se establecen entre distintas generaciones”.

Abre la puerta a futuras nuevas experiencias

Durante un viaje suelen demostrarse habilidades ocultas (defenderse con el idioma propio del lugar, conocer la historia del lugar que visitamos, etc.) que acabarán siendo los momentos más recordados y compartidos en futuros encuentros. Además, desde el punto de vista de los nietos, recordarán el viaje como una experiencia llena de fantasía que desearán volver a repetir lo más pronto posible.

Foto: Group hug: family full of love – Vanessa Kay