Viajar con niños y no morir en el intento

Igual que todo proyecto nace de una idea fugaz, una escapa fugaz en familia durante el fin de semana más cercano puede aparecer en el momento menos esperado. Es por ello que queremos compartir con todos vosotros unos consejos sobre viajar con niños que en su día publicaron en el blog de Kayak.

6105523481_b57745d0db_z

  • Ante las cuestiones que aparecen y se mantienen en bucle (por ejemplo, “¿ya hemos llegado?“), lo principal es tener paciencia. Mentir o dar evasivas no funciona, es mejor darles información de la hora de salida y de llegada, del tiempo previsto de viaje, de las paradas, de las ciudades por las que se pasa o de los lugares geográficos que se van a sobrevolar. Una opción puede ser imprimir un mapa de Google Maps y que vayan anotando los tramos de trayecto realizados y/o agradecer a Steve Jobs que comercializara el iPad y sus apps educativas.
  • Intentar respetar al máximo los horarios de los niños. Es preferible que duerman y coman a sus horas todo irá sobre ruedas. En consecuencia, deberemos planificar unos horarios relajados para los itinerarios y olvidar las rutas nocturnas.
  • Hablarles del viaje y del país (o ciudad) que se va a visitar, enseñarles fotos, de los medios de transporte que se van a utilizar. Incluso si participan en la búsqueda de dicha información, se motivará su ilusión y las expectativas sobre la aventura en común.
  • Ellos deben ayudar a preparar su equipaje y saber qué llevan y qué no. Si, por ejemplo, se trata de una escapada de fin de semana, pueden preparar una mochiita de juegos en la que haya el mínimo equipaje, esto es, cosas prácticas que ocupen poco y que realmente vayan a utilizar (libro de lectura, cartas, etc.).
  • Otorgar y compartir con ellos la máxima importancia a la seguridad en el viaje. La mínima prevención puede resultar extremadamente eficaz y sencilla como, por ejemplo, ponerles silbatos cada vez que se pisa un aeropuerto, un zoco o un lugar concurridos. ¿Si solemos llevar silbatos por si nos perdemos por el bosque porqué no en aquellas ciudades que visitamos por primera vez?
  • Establecer y ensayar protocolos de actuación en caso de despiste como, por ejemplo, en el metro. Hay que explicarles adónde vamos, qué vamos a hacer y cual es la ruta del día y darles herramientas para poder reaccionar en caso de que se pierdan: desde esperar en la siguiente estación, establecer un punto de encuentro (un arbolito, una esquina, la piscina, etc.) pasando por preguntar a un policía, hasta pedir poder llamar o la dirección del hotel o el lugar de alojamiento.

Y por supuesto, no os olvidéis de KangApp, un marketplace de alquiler entre particulares de articulos para bebés y criaturas. Sin duda, un recurso de gran utilidad en los viajes en família.

Todos estos consejos nos ayudarán a conocer nuevos destinos, impregnarnos de nuevas sensaciones y, claro está, recordar que estar de viaje es asomarse por la ventana y hacer uno de los mejores cortometrajes de nuestra vida.

Foto: Looking Out The Plane Window – Henry Burrows