Viajar con niños de forma segura ya no es un problema

En la actualidad, los taxis y servicios públicos de la ciudad no tienen la obligación de llevar las sillas para bebé, estableciendo la normativa que deben ser los padres o el adulto que acompaña al menor, los responsables de preocuparse de llevar los denominados sistemas de retención infantil, bajo multa de hasta 200€.

Para una gran parte de los usuarios, el hecho de que un coche no disponga de estas sillas especiales, no supone ningún problema. Sin embargo, para todo aquel padre, madre o en general, cualquier persona que esté a cargo de bebés, que necesite solicitar un servicio de transporte, este complemento resulta esencial.

Cabify, la app para moverse por la ciudad en un coche con conductor profesional, ha pensado en todas estas situaciones que representan un problema para las personas que cuidan de menores. Por ello, y viendo el éxito a de iniciativas de alquiler de sillas para el coche entre particulares como KangApp, Cabify ha lanzado la primera categoría en España enfocada 100% en el transporte de los más pequeños de la casa: Cabify Baby.

Así, con el fin de garantizar la máxima seguridad de los más pequeños, Cabify pone a disposición de los usuarios sillas de bebé y/o de niño pequeño homologadas y sin recargo adicional de todos los grupos – para bebés y niños de hasta 9 años -.

La compañía ha concebido esta nueva categoría para los servicios de petición inmediata y de reserva. Para los usuarios que realicen una petición inmediata -y si no lo especifican en la sección de comentarios al solicitar el servicio – el vehículo vendrá de serie con una sillita 1/2/3.

Foto: Pixabay